lunes, 7 de agosto de 2017

Mejorando el desempeño con datos duros - El Poder del Biofeedback



Cuando conocí esta herramienta, quedé cautivada. Fue en un curso en el Instituto Nacional de Psiquiatría, cuando una colega, Elena Anton, hizo una demostración de cómo variables tales como el ritmo cardiaco, la respiración, la tensión muscular y la sudoración respondían ante distintos estímulos.

Aunque el Biofeedback data de finales de la década de los sesenta, todavía en los noventas, cuando estudié la universidad, el conocimiento acerca del Biofeedback o Biorretroalimentación (su nombre en español) era escaso o prácticamente inexistente. De ahí que contar con una herramienta que me permitiera mostrar a mis pacientes como nuestra fisiología responde a nuestras emociones, pensamientos o diversos estímulos del ambiente, era por demás atractivo.

Fue así como surgió mi interés por esta herramienta, y desde hace varios años la he estudiado con gran interés. Me parece que su potencial es enorme. Pero sobre todo, una de las cosas que más me atrae de ella es que bien utilizada, es una alternativa no invasiva, es decir, no causa daño, una premisa básica que surge del pensamiento hipocrático.

Otros de sus atractivos, al menos para mí,  tiene que ver con que apela a la capacidad de la persona de autorregularse a si misma, es decir, que la persona, con sus propios recursos aprende a tener control sobre su fisiología e incluso a modelar su actividad cerebral, una modalidad conocida como EEG Biofeedback o Neurofeedback. O a sincronizar su ritmo cardiaco con su respiración, algo que se denomina como Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca, una alternativa promisoria en el tratamiento de diversas cuestiones.

Asimismo, el Biofeedback representa la oportunidad para los psicólogos como yo, de hacer tangible lo intangible. Hablar de cómo nuestra mente o nuestros pensamientos tienen efecto en nuestra fisiología de pronto resulta "dibujar en el aire", mientras que estas herramientas nos permiten mostrar a nuestro cliente o paciente de qué exactamente estamos hablando.

La Asociación Americana de Psicología (APA) reconoce el poder del Biofeedback y se refiere a él en su publicación de junio de 2017. En este artículo, se menciona el caso de Steve Portenga, un psicólogo del desempeño quien instruía a sus clientes a practicar ejercicios de respiración. Portenga dudaba que ellos "hicieran la tarea" y fue entonces que conoció la herramienta y comenzó a utilizarla con sus clientes, no solo en su oficina, sino que instruyó a estos a utilizar dispositivos de uso casero o Home Trainers.

Este colega, reconoce no sólo la capacidad del Biofeedback de cuantificar sus resultados, sino también, la ventaja que ofrece esta herramienta para manejar la presión competitiva. El ha trabajado con atletas de alto rendimiento, incluyendo a la NFL, campeonatos mundiales y juegos olímpicos.

Por medio del entrenamiento, los clientes a través de un video o juego de computadora, pueden observar su propia respuesta ante diferentes estímulos o situaciones de estrés. Pero no solo se trata de una herramienta diagnóstica, sino que por medio de diferentes técnicas de entrenamiento y el apoyo de esta herramienta, los clientes aprender a controlar dicha respuesta.

Aunque todavía no existen tantas investigaciones a gran escala que la avalen, diversos estudios han indicado su potencial para tratar diversas condiciones físicas y psicológicas. Por ejemplo, en 63 estudios realizados, 81 por ciento de los participantes mostraron alguna mejora y 65 por
ciento una reducción estadísticamente significativa de sus síntomas. 

La Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca, por ejemplo, ha sido objeto de gran interés. Una autoridad en esta modalidad, el Prof. Richard (Dick) Gevirtz ha revisado más de 55 estudios según los cuales, esta modalidad se muestra promisoria para tratar diversas alteraciones, incluyendo asma, hipertensión, depresión, ansiedad, e insomnio, así como para mejorar el desempeño (Peak Performance).

Paul Lehrer, otro experto en el campo, al igual que Portenga, y la que escribe, combinamos la psicoterapia con el entrenamiento en Biofeedback e instruimos a nuestros pacientes a "hacer la tarea" es decir, practicar los ejercicios en casa. 

Otros colegas, utilizan estas herramientas incluso en la neuro-rehabilitación de sus clientes. Leah Lagos, una profesional acreditada en la Ciudad de Nueva York, utiliza la VFC para aliviar los dolores de cabeza, problemas de concentración y otros síntomas que sufren sus clientes después de una concusión o golpe en la cabeza. Leah, quien también realiza investigación con la Universidad de New York, ha encontrado que la efectividad de esta herramienta se observa en un plazo relativamente corto de tiempo: a las cuatro semanas, los síntomas se disipan, mientras que a la séptima semana, sus pacientes pueden volver a enfocarse nuevamente.

Ella trabaja con golfistas, bailarines, jugadores de soccer, basquetbol, entre otros, a quienes ve en sesiones de cuarenta y cinco a sesenta minutos por diez semanas, combinando también la terapia cognitivo conductual, el Biofeedback y técnicas de Mindfulness, además de las tareas para casa. 

Lindsay Thornton, otra psicóloga deportiva y psicofisióloga que trabaja para el Comité Olímpico de los Estados Unidos, reconoce que el Biofeedback reduce la Curva de Aprendizaje de sus entrenandos, en lo que se refiere al manejo de la presión que implica la competencia. 


"Algunas veces en la terapia hablada, hablamos, hablamos y hablamos, y no somos capaces de cambiar la conducta, pero para mi, utilizar la psicofisiología como herramienta, ha sido realmente poderoso para enseñar diversas habilidades a los atletas". 


Thornton, utiliza además con sus clientes el Neurofeedback, mediante el cual les enseña a estos sus propias ondas cerebrales, lo cual les ayuda a mejorar su desempeño. Ella señala que el objetivo del Neurofeedback es 


"Crear conciencia sobre los estados mentales y entonces desarrollar estrategias para recrear ese estado bajo presión o de cara a la distracción".


Ella les crea rutinas a sus atletas las cuales incluyen ejercicios de visualización, respiración o la utilización de palabras clave asociadas al desempeño que esperan. Y comenta que durante su formación como psicóloga deportiva no estaba segura de estar haciendo las cosas correctas con los atletas.

"Hablamos de relajación muscular y visualización. El atleta podía pensar que lo hacía correctamente y yo también, pero necesitaba asegurarme de ello, el Biofeedback ayuda a proveer esa evidencia objetiva".




Si quieres saber más acerca del Biofeedback, te invito a ver este video en Youtube


Visita también nuestra página web


www.transformatuestres.com


* El artículo que se menciona, aparece en Monitor APA, Junio 2017, y ha sido traducido y adaptado por la autora







domingo, 23 de julio de 2017

El club de los 27: Amy Winehouse



Alrededor de las figuras famosas se tejen historias interesantes, que llaman la atención no solo por pertenecer a éstas, sino por el halo de misterio que las rodea.

El club de los 27 es el nombre que recibe un grupo de músicos de varias épocas que fallecieron, justamente, a los 27 años, en plena juventud.

A esta lista pertenecen los nombres de Jimi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison, pero también, más recientemente, la de Amy Winehouse, cantante y compositora británica, quien mezclaba diversos ritmos musicales, entre ellos el R&B, el jazz y el soul, y que además era reconocida por su gran capacidad para expresar sus emociones a través de sus interpretaciones.

Su estilo interpretativo le valió para establecer un récord en ganar varios premios musicales, y cantar al lado de grandes leyendas como Tony Bennet, un cantante quien dicen, rivalizaba con Frank Sinatra. Pero volviendo a Winehouse,  también se distinguió por su personalidad, su apariencia y como otros de sus compañeros en la música, por su adicción a las drogas

Se dice que fueron grandes cantidades de alcohol las que llevaron a Amy a su muerte, pero no se encontraron otro tipo de sustancias ilegales durante su autopsia.

Su padre, sostenía la teoría de que su muerte había estado asociada a los medicamentos que le habían prescrito a la cantante, para aliviar el Síndrome de abstinencia. La cantante, había aceptado su problema y había entrado varias veces en rehabilitación. Una de sus más famosas interpretaciones fue precisamente Rehab.

Se dice que los problemas que la llevaron a abusar de las drogas tenían su origen en la infancia, particularmente tras la separación de sus padres; sin embargo, esa no fue la causa de su muerte. En The Telegraph y Daily Mail, apareció la entrevista con su padre, quien señaló también que en su organismo se había encontrado Librium, una sustancia para reducir la ansiedad y los malestares asociados al síndrome de abstinencia, la cual evidentemente no había funcionado. 

Según su madre, quien es farmacéutica retirada y sufre de esclerosis múltiple, no había sido el medicamento el que había provocado la muerte de su hija, sino que Amy "se encontraba aburrida con la vida" y recientemente, dijo, sospechaba tenía Síndrome de Tourette.

De acuerdo a su padre Mitch, su padre, los periodos de abstinencia eran cada vez mayores y en los que bebía cada vez más cortos. La cantante sufrió convulsiones en este periodo y pérdida de conciencia. "Todo lo que hizo Amy lo hizo en exceso; bebió en exceso y se desintoxicó en exceso".





Buscas una vida libre de adicciones?

Visita nuestra página web

www.transformatuestres.com

martes, 27 de junio de 2017

De música y otras adicciones - Michael Jackson


El 25 de junio se cumplieron 8 años de la partida del que es considerado el máximo exponente de la música pop. Michael Joseph Jackson, fue el octavo hijo y junto con sus hermanos mayores, desde muy pequeño, ingresó en el ambiente musical.

Su música y estilo de bailar, enloquecieron a miles de personas alrededor del mundo. Aunque su disco más vendido fue Thriller, muchos de sus sencillos fueron también grandes éxitos. 

No obstante, detrás de la fama y la fortuna se escondía también un niño, que dicen, fue obligado a trabajar desde temprana edad. Alguien que dicen, parecía no estar conforme con su aspecto y recurrió a las cirugías y tratamientos para estilizar sus rasgos e incluso su tono de piel. Michael decía que tenía vitiligo, una enfermedad caracterizada por la despigmentación de la piel y por eso había accedido a dichos tratamientos.

Luego vinieron las acusaciones de abuso infantil, ninguna de ellas procedió legalmente. Michael, había sido abusado por su padre, verbal y psicológicamente de niño, cuando éste le criticaba por su aspecto y su desempeño musical, pues su padre era quien dirigía a él y sus hermanos en la banda que conformaban, Los Jackson Five.

Los azotes, algo que todavía en algunas culturas es increíblemente bien visto y aceptado, eran la forma de disciplina en casa.

Según una entrevista que le hiciera Oprah Winfrey, Michael sufría de una permanente insatisfacción con su imagen, problemas para dormir y era hiper-obediente, una forma de complacer a su padre.

Igualmente triste fue su muerte, la cual se señala fue causada por una intoxicación aguda de propofol, un anestésico, y benzodiacepinas, utilizadas en el tratamiento de la ansiedad, el insomnio y otras alteraciones del estado de ánimo, las cuales le provocaron un ataque cardiaco. Su médico fue acusado de homicidio involuntario. 

De Michael se dice, era adicto a los medicamentos, particularmente los analgésicos y opiáceos, ambos para tratar el dolor. De acuerdo a una nota publicada en la revista Expansion


Una amistad muy cercana entre un paciente con adicciones y un médico es problemática.. es mucho más fácil para un paciente pedir medicamentos y dificulta más que un proveedor se resista

Su historia, como la de Prince, Carrie Fischer, Amy Winehouse, entre otros grandes artistas y mucha gente en el mundo, fue interrumpida por su muerte, en un intento por aliviar su dolor.

Hasta qué punto nos encontramos preparados para entender y aliviar el dolor tanto físico como emocional? Creo que hoy las medidas farmacológicas son insuficientes, por lo que hemos de buscar medidas más comprensivas, orientadas más a la visión integradora del ser humano y menos, al alivio temporal de los síntomas.

O tu qué opinas?


Visita nuestra página web 

www.transformatuestres.com


domingo, 11 de junio de 2017

Cuando el cuerpo ataca la mente - una teoría fisiológica sobre la enfermedad mental


En febrero de 2009, un niño de 13 años llamado Sasha Eager comenzó a pensar que gente venía a su casa a lastimar a su familia. Su madre Helen, miraba con pánico que iba en aumento como su hijo, olvidaba mientras jugaba las reglas del Uno, su juego de cartas favorito.

A la mañana siguiente ella comenzó a hacer frenéticas llamadas mientras que Sasha su hijo, se arrastraba por el patio desmenuzando papel y guardándolo en sus bolsillos. "Parecía un anciano demente".

Esa tarde, fue admitido en el hospital donde fue revisado por una serie de especialistas. Uno pensó que Sasha podía tener trastorno bipolar y prescribió antipsicóticos, los cuales no le ayudaron. Helen, psiquiatra infantil de la Universidad de Duke, sabía que las condiciones psiquiátricas se desarrollaban gradualmente. Sus síntomas habían aparecido repentinamente y algunos de ellos como las pupilas dilatadas y el habla arrastrada parecían sugerir no una enfermedad mental sino una alteración neurológica.

Su agitación parecía incrementarse y rechazaba comer, decía que la comida sabía a agua de caño. Cinco días después de que su extraña conducta comenzara, se encontraba en la unidad de cuidados intensivos, fuertemente sedado y alimentado por un tubo. Nadie tenía certeza de que estaba mal con él.

A partir de ese momento, dijeron sus padres, Sasha podía haber continuado por una espiral descendente hasta la hospitalización e incluso la muerte. Pero una colega de Helen, una neuróloga llamada Mohamad Mikati, había escuchado su historia y le practicó unos sencillos tests que consistían en tocarse la nariz y dibujar un reloj, tareas que había realizado con dificultad y de forma incompleta.

Mikati había visto un caso similar años antes, en un niño de 11 años que había sufrido síntomas similares durante tres meses y entonces se había recuperado espontáneamente. La causa, pensó Mikati, había sido una encefalitis o inflamación del cerebro. Sospechando que Sasha pudiera tener algo similar, ordenó practicarle un electroencefalograma para monitorear la actividad eléctrica de su cerebro.

Daniel, el padre de Sasha, observó la aguja bailar toda la noche, un signo de disfunción cerebral. Esta, pensó, quizá podría ser la clave para el diagnóstico y tratamiento.

Pero si Sasha sufría encefalitis, qué la había provocado? Los científicos saben que las alucinaciones y la conducta delirante pueden ser consecuencia de infecciones que pueden inflamar el cerebro pero Mikati había descartado que se tratase de una infección.

Sabía sin embargo, que las variantes de Encefalitis Autoinmunes existían. De hecho, dos años antes científicos habían identificado que el sistema inmune, aparentemente provocado por infecciones comunes en cualquier parte del cuerpo, podía atacar receptores importantes en el cerebro. Los síntomas podían ser similares a los de una esquizofrenia, pero un tratamiento adecuado no involucraba el uso de antipsicóticos. En cambio, la terapia era dirigida al sistema inmune.

Mikati le dio a Sasha una infusión de anticuerpos para sofocar los ataques autoinmunes y el niño comenzó a mejorar casi inmediatamente. Su cara recuperó el olor, su mirada perdida volvió a enfocarse, se tranquilizó y comenzó a pedir de comer.

Tanto Helen como Daniel sintieron algo de alivio pero a la vez se entristecieron por encontrar lo que parecía una tremenda resistencia de parte de algunos médicos. Helen pensó en los padres con menos recursos y aquellos que no tienen un psiquiatra infantil en casa. "Que hubiera pasado si ella y su esposo no hubieran actuado de la forma en que lo habían hecho?" Su hijo estaría muerto, pensó.

Dada su formación, la experiencia con su hijo despertó en Helen una pregunta más grande: Si las alteraciones autoinmunes del cerebro se asemejan tanto a las enfermedades psiquiátricas, entonces de donde provenían realmente?

La idea de que la locura puede tener una causa biológica - y de que no solo está en la cabeza de quien la padece - se remonta al siglo XIX cuando en los asilos en Europa estaban repletos de pacientes delirantes y dementes que sufrían de neurosifilis, una complicación tardía de la enfermedad venérea.

Asimismo, la noción de que tratar el sistema inmune puede ayudar a tratar la locura tampoco es novedosa. En 1927, un psiquiatra austriaco de nombre Julius Wagner-Jauregg recibió el premio nobel por su "piroterapia", método mediante el cual infectaba deliberadamente a sus pacientes con malaria para inducirles fiebre. Su tratamiento funcionó para algunos, pero otros murieron de malaria.

Casi una década después, esta idea parece resurgir basada en parte en observaciones que relacionan el sistema inmune con los síntomas psiquiátricos. Los científicos, han encontrado que activar por ejemplo el sistema inmune de una persona como piensan actúan cuando combate una infección viral puede causar en ella una profunda desesperación y pensamientos suicidas.

Por años, los científicos creyeron que el cerebro se encontraba separado del sistema inmune por la llamada barrera hematoencefálica, y no comprendían de qué manera el sistema inmune podía provocar cambios en la conducta.

En 2007, Josep Dalmau, neurólogo de la Universidad de Pensilvania descubrió una condición a la cual llamó Encefalitis antireceptores de NMDA, en la cual el sistema inmune atacaba receptores cruciales en el cerebro, provocando severos síntomas como neurológicos como psiquiátricos, los cuales incluían una conducta comparada a la de la niña poseida en El Exorcista.

Los científicos también habían notado que ciertas condiciones autoinmunes como el lupus estaban asociadas con la psicosis. Fue entonces que comenzaron a sospechar de ciertas infecciones podían activar el sistema inmune y contribuir a condiciones psiquiátricas. Dalmau proveyó suficiente evidencia de que el sistema inmune podía, de hecho, atacar el cerebro.

El desarrollo de pruebas y el hecho de que pacientes severamente enfermos pudieran recuperarse con el tratamiento provocó una ola de interés en las condiciones auto-inmunes del sistema nervioso central. Alrededor de doce condiciones, entre ellas condiciones similares a la demencia, ciertos tipos de epilepsia y un síndrome parecido al Parkinson han sido identificadas, y se sospecha que hay más.

Muchos de estos desórdenes son tratables con inmunoterapia. "Es un gran descubrimiento" le dijo a Helen, una reumatologa pediatra en Duke. Ella y sus colegas habían tratado a pacientes los cuales habrían sido dados como "perdidos" y encerrados en un asilo. "Los mejoramos y es increíblemente gratificante".

Aunque estas condiciones son raras, el campo de la Neurología Autoinmune se encuentra en expansión y debe forzar a una revaluación de las enfermedades mentales. Algunos científicos se preguntan si leves apariciones de depresión, esquizofrenia y trastorno bipolar podrían estar ligados de alguna manera a problemas en el sistema inmune.

Existe evidencia que apoya esta idea. Robert Yolken, científico de John Hopkins University estima que alrededor de un tercio de los esquizofrénicos muestra signos de activación inmune, aunque piensa que esto también podría estar relacionado con otros factores como la obesidad y el tabaquismo.

Y las enfermedades autoinmunes son más comunes entre los esquizofrénicos y sus familias que entre la población general, lo cual podría sugerir una vulnerabilidad genética compartida. Este tipo de alteraciones ha sido observada en pacientes con depresión y trastorno bipolar.

Un estudio retrospectivo reciente hecho por científicos del centro de investigación de las enfermedades neurológicas autoinmunes de la Clínica Mayo encontró que comparados con un grupo control de pacientes sanos, los pacientes psiquiátricos tienen una probabilidad mayor de albergar anticuerpos en el tejido cerebral. Lo cual implicaría que algunos de sus síntomas podrían derivar de problemas autoinmunes y consecuentemente podrían ser beneficiados con la inmunoterapia. 

Cada vez más, los científicos se encuentran interesados en la relación entre la depresión y la inflamación sistémica, la respuesta del sistema inmune a las infecciones y otras causas que podían dispararla como una dieta pobre, la obesidad, el estrés crónico o trauma. Estudios sugieren que un tercio de las personas diagnosticadas con depresión tiene marcadores con altos niveles de inflamación en sangre. 

Los científicos postulan que el malestar como el letargo de los que sufren depresión podría ser en realidad una forma de conducta asociada a su enfermedad, un instinto de descansar y recuperarse como hacen quienes sufren una infección viral. Los problemas surgen cuando el sistema inmune se encuentra activado por largo tiempo, lo cual los conduce a la depresión clínica. 

Este entendimiento del rol del sistema inmune en cómo nos sentimos y comportamos sugeriría nuevas formas de tratamiento de las enfermedades psiquiátricas. En 2013, científicos de la Universidad de Emory vieron mejoras en pacientes con depresión que tenían marcadores que mostraban altos niveles de inflamación y que no habían respondido a los tratamientos convencionales cuando se les suministró un inmunosupresor llamado Infliximab.

Otros investigadores han encontrado que la aspirina, quizá la más antigua droga anti-inflamatoria podría ayudar como terapia complementaria a la esquizofrenia. 


***

Sasha tuvo una recaída un año y medio después de su recuperación inicial. Fue la primera de cinco, dos de las cuales requirieron hospitalizaciones de dos meses. 

Aunque Sasha fue diagnosticado con Encefalitis Autoinmune, los científicos no han establecido aún cuales anticuerpos causaron estragos en su cerebro. E incluso, su condición podría involucrar otros componentes del sistema inmune. 

A sus 21 años, Sasha refiere sentir como si tuviera brasas en su cerebro que necesitan enfriamiento. Para controlar estas llamaradas, el usa poderosas drogas originalmente desarrolladas para el cáncer que suprimen el sistema inmune. 

La formación de memoria cuando tiene recaídas se suprime, lo cual le hizo perder años de escuela, no obstante, se graduó con honores y fue admitido en la Universidad de North Carolina en Chapel Hill. "Si escribiera un libro lo llamaría "Memorias Fragmentadas" escribió en su aplicación para ingresar. "Después de cada hospitalización tengo que reconstruir mi vida desde cero".

Sus padres tienen la esperanza de encontrar una cura definitiva para "resetear" su sistema inmune. Sus padres han fundado junto con Susannah Cahalan, autora de Brain on Fire: My month of madness una fundación la cual busca crear conciencia acerca de esta condición, así como sanar la ruptura entre la Psiquiatría y la Neurología, entre la mente y el cuerpo. A menudo, dice Helen, "la psicosis es vista como una enfermedad en sí misma, pero es como una fiebre, es un síntoma de un montón de enfermedades"

Traducido y adaptado de 
When the body attacks the mind
Publicado en The Atlantic


www.transformatuestres.com




sábado, 3 de junio de 2017

6 frases de Rafael Nadal sobre la felicidad y las adversidades


Rafael Nadal está de vuelta con gran fuerza en el tenis. Después de haber sufrido varias lesiones durante 2016 que lo mantuvieron por debajo de su nivel, este tenista español ha regresado para competir con los grandes. Hoy, en su cumpleaños 31, algunas de las frases que ha compartido públicamente:


Nadie se retira con la sensación de ser invencible

A pesar de que las cosas vayan mal, yo soy siempre una persona positiva

Las dudas no se superan, convives siempre con ellas

Mi peor rival es el próximo


Lo que más satisfecho me deja es la evolución, superar una situación complicada


La gloria es ser feliz. La gloria no es ganar aquí o ganar allí 

Feliz cumpleaños Rafa! 


Fuente: Máspormás


Si quieres saber más acerca de la felicidad y cómo enfrentar la adversidad te invito a visitar nuestra página web

www.transformatuestres.com



miércoles, 5 de abril de 2017

El Círculo Psicosomático del Estrés - 2da parte


"Ayúdate, que tu cuerpo te ayudará" es el nombre de uno de los libros más recientes en coautoría del Dr. Gérard Guasch en el que habla del Círculo Psicosomático del Estrés. Aquí la segunda parte de la conversación que tuvimos en 2016

CJ: Sin estrés no hay vida, o no hay vida sin estrés, o al revés?

GG: No, no se del huevo o de la gallina, pero el resultado es que necesitamos cierto nivel de tensión, cierto nivel de febrilidad para volvernos creativos

CJ: Así es

GG: Si no estaríamos ahí tirados como jergas pero si sube demasiado, si a las presiones de la vida, hay presiones en la vida para todo el mundo, hoy en día se dan de cierto modo, en este mundo lleno de tecnología, pero hace miles o millones de años yo creo que dormir en una cueva vestido con piel de bestia, también generaba su estrés y sabemos que hay miedos actuales que ya existían en aquel entonces, y todavía podemos decir: ay el miedo qué horror, el miedo es malo, pero sin miedo no podemos pensar que el humano no se hubiera cuidado y no estaríamos aquí para comentarlo a nuestros antepasados.

CJ: Claro finalmente el miedo es lo que nos lleva a la supervivencia, yo siempre digo que cuando escuchen vive sin estrés, cero estrés, bueno pues eso no es real.. oye pero fíjate que yo veo en mi consulta gente que dice, por ejemplo cambia de empleo porque dice yo necesito sentir la adrenalina y por ahí también una amiga y colega en los Estados Unidos ha hablado también de la adicción al estrés, el estrés puede ser adictivo.

GG: El estrés puede ser adictivo por esta misma razón que acabas de de decir, es que hay personas que sienten una excitación agradable cuando tienen la descarga de adrenalina, entonces eso es como tener un shot de adrenalina, otros tomarían una anfetamina o algo más que no quiero ni mencionar, para sentirse así, ah es que si no, no tengo, ah ya me siento bien.. todo eso es real, lo vemos, cuántas gentes, cuántas personas de un alto nivel de responsabilidad no están usando un polvito nada mágico para excitarse, o pastillitas o lo que tu quieras, entonces eso nos dice que sí, puede haber, uno se puede acostumbrar y puede haber hasta una falta, hay gente también que funciona, que carbura con café, toma litros de café concentrado a lo largo del día porque siente que sin sus dosis de cafeína no la va a poder hacer.

CJ: Tu dices en "Ayúdate, que tu cuerpo te ayudará" que la modernidad se paga caro, y hablas de datos, que a mi me parecen muy importantes, que estoy de acuerdo con lo que te planteas ahí y que, hoy día, y lo platicaba también con otro invitado hace unos programas, nos enfermamos de cosas diferentes a nuestros antepasados, nos enfermamos y en algunos casos llegamos a morir de estrés, depresión, obesidad, dices alergias

GG: Yo creo que algo falta en esta sociedad y algo falta en nuestra educación, muchas cosas faltan, pero 

CJ: Muchas

(risas)

GG: una me parece ser un poco más de conocimiento, un poco más de enseñanza sobre el cuerpo, sobre la fisiología del cuerpo, sobre lo que pasa dentro del sistema digestivo, dentro del sistema hormonal, dentro del sistema nervioso, y dentro del sistema nervioso hay un gran olvidado que yo siempre quiero recordar, que es el sistema vegetativo, es decir, esta parte incluida en el sistema nervioso central que hace que o estamos en estado de excitación o estamos en estado de reposo, cuando hay algo incluso decía hace un rato y puede ser una nube que pasa en el cielo, eso tan ligero alarma el cuerpo, el cuerpo ya responde para lo que no sabe que va a pasar, eso es el orto, está bajo el control de lo que llamamos sistema que llamamos ortosimpático, bien, pero el problema, es que la sociedad agrega, agrega, agrega, nos empuja, nos presiona y nosotros nos obligamos a tener siempre el pie en el acelerador

CJ: A trabajar muchas horas, a no dormir, porque pues cuando muramos, vamos a tener tiempo de dormir, eso es lo que me dice la gente a mí, ya voy a tener tiempo de dormir cuando muera

GG: Eso se decía mucho también cuando era niño he escuchado abuelos o bisabuelos decir esto, ah ps no te preocupes tendrás bastante tiempo para descansar

CJ: El que duerme es flojo, el que toma vacaciones es un desobligado

GG: Así es

CJ: O sea todo este tipo de mensajes es el que nos envía esta sociedad competitiva?

GG: Si, entonces todo eso que estamos siempre o demasiado tiempo en esta dimensión del ortosimpático, cuando el funcionamiento armonioso es una alternancia: voy a dar, voy a hacer mi máximo para preparar mi libro, para preparar mi tesis, para preparar mi boda, para preparar mi hijo, para lo que tu quieras, pero también puede ser un tiempo de recuperación, si me doy un tiempo de recuperación a través de vacaciones, a través de una salida fuera del ambiente de trabajo, a través de una pequeña siesta, no demasiado larga, pero una pequeña siesta, a través de relajación, a través de meditación, a través de leer poesía, o alguna novela que

CJ: Que no sea un texto profesional

GG: Que me saca de mi ambiente habitual, o ver un programa de televisión que de repente estoy totalmente allá en la acción, todo eso ayuda a compensar y dormir, dormir, dormir, cuidar el sueño nocturno es algo indispensable en los ancianos, en los adultos activos y en los adolescentes, y obviamente en los niños, pero en los niños su cuerpo se los pide tanto

CJ: De manera natural 

GG: Que naturalmente lo logran

CJ: Mi abuelita de quien te platicaba hace unos momentos decía que el secreto para vivir mucho era comer poco, dormir mucho y no preocuparse por nada, que creo que esa es la parte más difícil

GG: Si

CJ: Fíjate que yo explico este tema del simpático y el parasimpático como el freno, el acelerador y el freno del coche

GG: Absolutamente

CJ: Entonces tu no puedes ir en acelerador todo el tiempo y tampoco puedes estar en el freno porque entonces no avanzas

GG: Así es

CJ: Dices algo también en tu libro, en el libro que escribiste con Anne Marie que, no solamente estas causas externas que son las que nos acabamos de referir son las que nos provocan un estrés, sino también causas internas, y que es necesario hacerse de manera periódica una limpieza mental 

GG: Si, mira, en el taoísmo tenemos una práctica que quiero mucho mucho que llamamos pulir el espejo del corazón, pulir el espejo del corazón es una expresión que viene de mucho, mucho, mucho muy atrás que viene del tiempo del bronce, los espejos eran hechos de bronce y para poder reflejar algo tenían que estar bien limpios, si estaban un poco oxidados pues no veías nada, igual no veías tanto cuando estaban bien pulidos reflejaban algo, como si te vieras en la cucharita de café, ves algo en el metal si el metal está pulido, entonces con esta imagen nosotros llamamos pulir el espejo del corazón a un momento o una práctica en la cual nos concentramos sobre lo que tenemos en nuestro corazón, no al corazón es un músculo pero yo digo el corazón emocional y en chino se hace una inferencia entre corazón y mente entonces tanto aquí como acá, tengo emociones que me perturban, tengo tristezas acumuladas, tengo sentimientos encontrados para tal o cual persona, en lugar de guardar todo esto como en el cuarto de los cachivaches, pues voy a ir limpiando, sacando y esto me da ahh, cierta libertad y como decimos regularmente, pues me quita un peso de encima

CJ: Pero cómo lo podemos sacar? Decías también hace un rato que te molestaba, bueno era un ejemplo, ir los domingos a casa de tu suegra o que viniera tu suegra a tu casa, hay que vivir las emociones?Yo siempre he sido de la idea de que que debe de haber cierta mediación y creo que también lo abordas en el libro es decir, no podemos vivir el enojo desmesuradamente, o la tristeza, incluso la alegría, bueno ahí no se pero, cómo es esto de sacar?

GG: Pues sacar puede ser decir a su pareja: "Oye cariño ¿no podríamos cambiar un poco la rutina?"

(risas)

CJ: Ok

GG: "¿No te parece que de vez en cuando el domingo podríamos ir a Cuernavaca?"

CJ: Claro

GG: O lo que sea que guste

CJ: O sea expresarlo de manera apropiada

GG: Si. No decir "ya estoy harto de que cada domingo vayamos a casa de tu madre" No. Pero dar a entender que algo de cambio no estaría mal; la rutina, la repetición, el ambiente, mira, yo todo el día estoy en la oficina, todo el día tengo que luchar, o lidiar, o pelear con los vendedores, pues también me gusta estar unos momentos contigo

CJ: Claro

GG: Vamos si quieres una semana sí una semana no, para las otras dos reservarnos para nosotros

CJ: Que eso es algo que yo también lo veo de repente, parejas que no se conocen, porque siempre están con la familia, o con los hijos, entonces es importante tener un tiempo para la pareja

GG: Por supuesto 

CJ: Oye, tu escribiste hace más tiempo otro libro que se llama El adolescente y su cuerpo

GG: Ah sí, fue uno de mis primeros

CJ: Y hablabas, bueno no en ese libro pero lo que quiero es ligar ambos del estrés en la familia, hablas de qué el estrés de los papás influye en el estrés de los hijos, como es esto?

GG: Es que todos los estados emocionales tienen una repercusión inmediata sobre nosotros y sobre las funciones fisiológicas que hemos mencionado: la circulación sanguínea, la presión arterial, la digestión, para decir unas pocas, pero también si estoy tenso, tenso por que estoy enojado, en el momento de que los hijos llegan de la escuela, yo quisiera que no aparecieran, quedarán en un colegio

CJ: Que no llegaran

GG: Pues eso se va a sentir pero no voy a ser "ay mi amor, mi corazón, mi bebe", no, estoy "ah, ya llegaste" es un mensaje subliminal, pero es un mensaje. Oh, estoy así fastidiado con mi pareja, y pues mando cosas, y no digo nada, " y digo que bien he aprendido las técnicas de control mental" me controlo, pero al no decir nada estoy diciendo algo y entonces como estoy hirviendo con la emoción negativa pues el otro no necesita que se lo diga

CJ: Lo capta

GG: Y lo siente en el plexo solar y empieza a pensar: "¿pero qué le pasa hoy? Por qué está así de tenso, tensa o mal encarado? " Entonces yo creo que es bueno para sí, sino decir, ir al baño y gritar, o movernos, o pegar el suelo como si estuviéramos así en una descarga, pero también es importante pues hablar de otro modo, decirle a los hijos, mira en este momento estoy muy cansada, estoy muy cansado, cuando regresan de la escuela pueden correr por todas partes, hacer las cosas, si necesitan ayuda pueden avisar, pero si pueden hacerlas solas, necesitas establecer cierto nivel de diálogo porque nosotros somos gente de palabra, hay que decirlo de alguna forma, lo propio del ser humano es comunicar a través de palabras 

CJ: Claro, en el momento apropiado. Oye, pero te preguntaba o te decía de este libro que escribiste porque ciertamente hoy vemos más jóvenes, adolescentes con mucho estrés, la tasa de suicidio en los adolescentes ha aumentado muy importantemente y qué pasa, por qué está haciendo para las generaciones actuales más difícil el manejar las presiones externas, la presión familiar, los cambios propios que vive el adolescente, qué crees tu de esto?

GG: Pues creo que la adolescencia es un momento interesante, fértil, en la evolución de la persona, pero para todos, más para ciertos, es un momento difícil, ciertamente porque hay muchos cambios internos, y uno tiene que adaptarse a una realidad, y a una nueva representación de sí mismo, hay que responder a las exigencias de la escuela, la familia, el medio social, de los amigos y siento que la adolescencia también es el momento en que quisieras comerte el mundo, quisieras tener todas las experiencias, entonces que no vengan a decirme que necesito dormir, ah no dormir es perder el tiempo, dormir es parecido a la muerte, yo quiero vivir, yo quiero sentir excitación, entonces todo se mezcla, pero también pienso, por lo menos según mi experiencia profesional, que cuando un adolescente llega al punto que tenga ideas suicidas, no es nada fuera de lo común, porque uno en algún momento dice, bueno vale la pena vivir esta vida, vale la pena vivirla y hacer todo lo que me dicen para parecerme a mi papá que se la pasa estresado y dentro de su despacho? Pero lo que es diferentes es tener ideas suicidas y llegar al punto de realizarlo

CJ: Si la ideación al acto

GG: Cuando un adolescente sin decir palabra se levanta de la mesa familiar y se va a ahorcar, se va a colgar de su habitación, pasó algo dramático y dramáticamente brutal, entonces esta ideación primera puede ser normal, como aspectos normales de adolescencia, hasta ir saliendo de sus límites

CJ: Yo creo que es importante, perdón que te interrumpa, también entender y platicar con nuestro público, porque muchas veces este tipo de hechos lamentables se entienden como fue nuestra culpa, y no necesariamente es así, también hay aspectos neuroquímicos

GG: Totalmente

CJ: Que es importante como decías hace un rato conocer más, conocer más como funciona nuestro cuerpo, cómo funciona el cerebro, y específicamente el cerebro de un adolescente 



Fin de la segunda parte


Visita nuestra página web

www.transformatuestres.com

lunes, 20 de marzo de 2017

Historias de resiliencia: Que no puedo qué? De cuadrapléjico a triatleta


En la vida no importa lo que te pasa, es lo que haces con lo que te pasa

Te imaginas que un día común y corriente en un trayecto en carretera tu automóvil y tu quedan comprimidos bajo una camioneta que circulaba en sentido contrario? Que pasaría si tuvieras que pasar años en rehabilitación? Tendrías los medios para solventar esa situación? Qué pasaría con tu familia? Y más aún, que si ese infortunio fuera la puerta de entrada a una nueva vida, te convirtieras en triatleta sin haber tenido ninguna experiencia previa y te dedicaras a dar conferencias de cómo lo lograste?

Esto fue lo que le pasó a Fritz Thompson, quien en su libro Que no puedo qué? De cuadrapléjico a triatleta nos da una muestra fiel de eso que llamamos resiliencia: la capacidad, no solo de volver al estado original, sino salir fortalecido de la experiencia.

En este libro, Fritz explica de manera breve, pues ha escrito un libro antes, cómo ocurrió el terrible accidente que le hundió la cabeza entre los hombros, provocándole una lesión medular y condenándole a pasar varios años en rehabilitación en México, Miami y La Habana, Cuba.

Según cuenta en su libro, fue en Miami donde comenzó realmente su rehabilitación - en México solo le habían estabilizado - y fue ahí donde un psicólogo le habló de Viktor Frankl y el sentido de la vida.

Los médicos que le atendieron en México, le daban pocas posibilidades de volver a caminar, según uno de ellos la posibilidad de recuperarse eran menores al 5%. Sin embargo, señala uno de ellos, fue su necesidad, su terquedad, su insistencia y su voluntad para accionar el switch y decir "me voy a mover" que logró su asombrosa recuperación.

Milagro? Así solemos llamar a este tipo de hechos. Los méritos, los reparte de la siguiente manera:


  • 97% a Dios
  • 1% a los doctores que le operaron
  • 1% a su gente, quien le acompañó en la tragedia
  • 1% él mismo


Cuando terminó su rehabilitación, dice, vinieron los problemas "reales" pues con una deuda descomunal y sin trabajo, tuvo que empezar de cero. Terminó su maestría y se dedicó a dar conferencias. Se separó de su esposa, pues señala la relación estaba desgastada y su accidente había contribuido aún más. 

Un buen día, que platicaba por casualidad con alguien en el club deportivo al cual asistía con su hijo, ese alguien le habló de participar en un triatlón. Lo que en principio parecía una locura, poco a poco fue convirtiéndose en un sueño, en una meta.

Fue entonces cuando inició su preparación no solo física sino mental. A los 48 años, con sobrepeso, sin ninguna experiencia previa y todavía con algunas secuelas del accidente, Fritz comenzó a prepararse.


Para ser, hay que parecer


Comenzó por comprarse ropa y calzado deportivo, para después cambiar sus hábitos de alimentación, ejercicio, descanso y trabajo, todo ello en pro de su objetivo. Incluso hizo cambios a su departamento de soltero, se deshizo de su sala y comedor para hacer su gimnasio.

Se inscribió a un agresivo programa de entrenamiento, en el cual se dio cuenta de todas las limitaciones que tenía, según menciona:


  • Su sobrepeso
  • La constante fatiga que experimentaba debido a la mala inervación de su cuerpo
  • La inutilidad de su pierna izquierda
  • Su espasticidad (calambres) asociada a su lesión medular
  • Su falta de agilidad


Asimismo, Fritz menciona que una de sus prioridades en la vida es ser padre de su hijo, y que no iba a sacrificar tiempo con él para entrenarse. Asimismo, aunque su trabajo como conferencista es flexible, atender varios amos a la vez parecía de entrada algo difícil de compaginar con su objetivo de participar en un triatlón. 



Tener voluntad no es otra cosa que instalar el querer en la mente, y no moverlo de ahí hasta conseguirlo

Fue entonces que se inscribió en una carrera de 15 km. Las inscripciones ya habían sido cerradas, pero gracias a su insistencia y perseverancia logró que le dieran un número "y hasta gratis" para correr. 

El siguiente paso era nadar. Era lento debido a su pierna izquierda. Midió sus tiempos, hizo cálculos y determinó qué era lo que tenía que hacer para lograr su objetivo. El puedo, puedo, puedo era una constante en su cabeza.

Por último, hizo "triatlones caseros". Había perdido ya 7 de los 10 kilos que le sobraban y su meta de correr en el triatlón de Xel-Há estaba cada vez más cerca .

El día llegó, y una noche antes se preparaba mentalmente en un hotel, con su hermana y sobrinas que dice, siempre le acompañaba en los momentos importantes. Solía asociar canciones a los momentos importantes de su vida y entonces pensó en la canción "A little respect" de Erasure.

Ese día por la mañana llegó a la que sería su otra cita con el destino: una competencia solitaria, pues a pesar de haber muchos otros competidores, dice en el triatlón estás contigo mismo, hablándote. En la primera parte, la fase de nado, Fritz se daba cuenta de que sus competidores le rebasaban, incluso mujeres, pero eso no le importaba pues la competencia, el reto, era consigo mismo; sus autoafirmaciones y pensar en su "cohete motivador" su hijo Stefan, le daba la fuerza que necesitaba para seguir adelante.

Vendrían entonces la bicicleta y luego la carrera: fue en esta última en la que una caída inminente, una confusión y una desviación del camino fueron parte de la aventura. Lo había logrado.

Después de ese primer triatlón, vino otro, el de Mérida. Fritz conoció a un motivador que daba conferencias sobre el uso positivo de la mente, quien le enseñó a usar autoafirmaciones positivas, una de ellas


Pase lo que pase, voy a disfrutar la competencia

Pero las condiciones del tiempo no le favorecieron y tuvo que abandonarla. Fue un duro golpe, del cual sin embargo se repondría pues después de una competencia informal en Las Estacas, se inscribiría al siguiente triatlón en Palenque. 


Las lecciones aprendidas 


1. Es hoy o nunca. Nuestra condición de fragilidad como seres humanos, en los que un instante nos puede cambiar la vida, le hizo ser consciente de la importancia de no postergar nada para una "mejor ocasión".

2. La diferencia entre lo importante y lo trascendente. Hacer a un lado las cosas irrelevantes e intrascendentes, evitar involucrarse emocionalmente con ellas. En cambio, Fritz dedica mucho tiempo a su hijo y procura pasar tiempo de calidad con él.

3. Ser solidario. Fritz agradece toda la ayuda y apoyo recibidos y trata de ayudar a quien lo necesite

4. Perdonar. Fritz se propuso perdonar al conductor que en un segundo había cambiado su vida, el cual incluso menciona, fue absuelto de cargos debido a la corrupción.

5. La vida es bella pero dura. Hay momentos difíciles, de sufrimiento, pero a pesar de ellos vale la pena vivir la vida. 

6. Vivir con intensidad. Relacionado con el ahora o nunca, Fritz busca disfrutar cada instante. No desperdicia el tiempo.

7. Responsabilizarse de la propia vida. Al tener libre albedrío tenemos la posibilidad de elegir nuestra actitud ante las circunstancias que enfrentamos. Es en esta parte, donde Fritz habla de RESILIENCIA, de dejar de culpar de otros, de dejar de asumir la posición de víctimas.

8. Hacer algo bueno con los dolores de la vida. Golpes, camionetazos, traiciones, y hacer algo bueno con ellos. 

9. Someter los miedos. No dejarse dominar por ellos. Entender su origen y "sacarlos a patadas de nuestras vidas".

10. Tener fé y soñar. Fritz habla de la importancia de los sueños y las creencias, y confiar en Dios.


A ser resiliente también se aprende


Visita nuestra página web

www.transformatuestres.com

jueves, 2 de marzo de 2017

El círculo psicosomático del estrés




Las relaciones entre el cuerpo y la mente han sido, son y serán un objeto de estudio fascinante. Es por ello que en septiembre de 2016 invité a mi programa al Dr. Gérard Guasch, pionero de la Medicina Psicosomática, campo en el que trabaja muy activamente. En los 20 años que tengo de conocerle, ha sido mi director de tesis, mentor y amigo y comparto con él mi interés en este campo. Esto fue lo que platicamos:

CJ: Hoy es jueves 9 de la mañana hora de la Ciudad de México, 4 de la tarde hora de París, por qué digo Paris? Pues por que el día de hoy tengo como invitado, es un honor contar en este espacio con la compañía del Dr. Gérard Guasch, cómo estas doctor?

GG: Bien, agradeciéndote esta invitación

CJ: Muchas gracias Gérard, pues el día de hoy verdaderamente tenemos un programa espectacular, es de veras un gusto, una alegría estar con Gérard en este espacio 


CJ: Doctor, eres médico, psicoterapeuta y maestro del Tao y nos conocemos desde hace veinte años, tu fuiste mi director de tesis, recuerdas?

GG: Si recuerdo muy bien 


CJ: Pues en estos veinte años nos ha unido una amistad, intereses mutuos, que tienen que ver con este campo a la que antiguamente le llamábamos Medicina Psicosomática 

GG: Si

CJ: Y hace poco surgió un nuevo término que es la Psico-neuro-endocrino-inmunología cierto?

GG: Exacto, un tren de palabras

CJ: Estamos hablando de lo mismo? Es lo mismo que Medicina Psicosomática?

GG: Es lo mismo, no exactamente, porque digamos es un poco más teórico, son conocimientos que se van enlazando los unos a los otros, y la Medicina Psicosomática es la aplicación de esto y mucho más, pero la Medicina Psicosomática todo un tiempo estuvo dominada por el pensamiento psicoanalítico; todavía pues que sea la escuela dominante del pensamiento psicosomático pero aunado a otras líneas de pensamiento han alimentado con reflexiones y consideraciones sobre como tomar en cuenta las relaciones cuerpo-mente y no dividirlas como habitualmente lo hacemos, sino tomarlas en cuenta como una unidad y proponer un tratamiento que pretende abarcar esos diferentes niveles de la persona

CJ: Yo recuerdo que en algún momento tu me decías que el término psicosomático había sido mal empleado porque se utilizaba para designar a aquellos padecimientos para los que los médicos no encontraban una causa natural y que lo atribuían más bien a una causa psicológica, a una causa emocional, cierto?

GG: Si, así fue, y si hoy en día lees libros de Medicina Psicosomática de los años cuarenta hubo un momento importante; mi maestro en Psicosomática en Francia el doctor René Held abrió la primera consulta con este título de Medicina Psicosomática, en un viejo y gran hospital de París, el hospital de Lapitié-Salpetriére donde había enseñado, si donde enseñaba Charcot y donde estudió Freud una temporada en París, es toda una institución

CJ: Un lugar histórico

GG: Un lugar histórico, y ahí le dieron por primera vez la responsabilidad de crear una unidad de Medicina Psicosomática en 1946, yo no fui presente porque apenas tenía un año 

CJ: Ah bueno, ya nos dijiste tu edad

(risas)


GG: En aquel entonces, y yo soy infinitamente agradecido al doctor Held y cuando digo fue mi maestro, fue uno de mis maestros muy queridos porque tenía mucho humor, tenía mucha cultura, he aprendido muchísimo de él y lo que me gustaba, es que como lo digo, a mi me enseñó un uso moderado del Psicoanálisis, cuando digo un uso moderado y no quiero ofender a nadie, pero me siento muy lejos de ciertas escuelas que es todo psicoanalítico y fuera del Psicoanálisis no hay nada, pues no era mi carácter, entonces yo me fui también a investigar por otros lados, por la Medicina China

CJ: Otro punto en común

GG: Si, por la Neurofisiología, por otras muchas cosas 

CJ: La escuela Reichiana que también tu sigues

GG: Sí, exacto, eso en aquel entonces, estar acostado en un diván freudiano y participar en grupos reichianos era un poco dividirse, pero lo que me gustó mucho de Reich fue precisamente su visión psicosomática muy dinámica, el saber que el cuerpo tiene una importancia grande en la manifestación de la salud o la enfermedad y por ende, por consecuencia, es una puerta de entrada para tratamientos, cuando en el Psicoanálisis clásico pues era no haces nada, solo hablas, dices, dices, dices y no haces

CJ: Y todo está en la mente y en el inconsciente

GG: Exacto

CJ: Desde la perspectiva psicoanalítica clásica

CJ: Ahorita que dices esto Gérard, el cuerpo influye en la mente, o la mente influye en el cuerpo?

GG: Ambas cosas, es un ir y venir constante, como posiblemente en algún momento lo comentaremos, como lo concebimos también en el Taoísmo, es un ir y venir entre la tierra y el cielo, entre arriba y abajo, entre adelante y atrás, y lo que nos ha hecho perder mucho tiempo es el pensamiento de ciertos filósofos como Descartes de separar cuerpo y mente y luego pues tendemos a pensar que el cuerpo es como un objeto, es como un burro, si le damos los tratamientos,  y la mente, pues no sabemos donde está flotando, si por aquí o por acá, y en realidad yo creo que haríamos mucho mejor en pensar que cuerpo y mente están así unidos, y que la mente está en todas partes del cuerpo

CJ: Claro, fíjate que algo con lo que no estoy muy de acuerdo es pensar en que todo está en la mente

GG: Yo comparto contigo

CJ: Y por ejemplo, esto que, bueno me voy a desviar un poco del tema pero les prometo que voy a regresar a lo que quiero platicar con el doctor el día de hoy, tu qué opinas de la decodificación biológica que está tan de moda?

GG: Ya me conoces, sabes que tengo mis reservas, y lo menos que voy a decir y no diré más, estoy reservado 

CJ: Estoy reservada contigo

(risas) 

CJ: Ok, platicaremos de eso en otra ocasión. Yo quiero platicar contigo el día de hoy, tu eres un autor prolífico, es decir, has escrito varios libros, que además he tenido el honor de leer varios de ellos, no todos, no me voy a adornar, peo bueno quiero hablarles el día de hoy de este libro, que desafortunadamente no está en español, está en francés, y estamos pidiendo a una editorial y acabo de preguntarle a Gérard si estaría interesado de publicarlo en español y es "Ayúdate que tu cuerpo te ayudará"

GG: En francés es "Aide toi, ton corp t'aidera"

CJ: Y tu hablas en este libro de El Círculo Psicosomático del Estrés. Platícanos un poco de este concepto a qué se refiere y algo que seguramente están esperando quienes nos escuchan hoy en México, en Francia, en otras partes del mundo, es cómo podemos salir de ese círculo psicosomático del estrés 

GG: Bueno eso, si me permites una palabrita más, este libro lo escribí con una querida amiga y colaboradora con la que hemos trabajado unos 20 años muy estrechamente juntos en grupos de terapia y de enseñanza Anne-Marie Filliozat, que ees psicoanalista clásica de la misma escuela inicial que yo digamos, la sociedad psicoanalítica de París, y ella también ha evolucionado hacia otros muchos intereses. Entonces enseñando sobre el estrés, la enfermedad y la consecuencia emocional de las enfermedades se nos ocurrió esta idea de representarlo en forma circular; es decir, hay un punto de impacto, qué puede ser el punto de impacto? Puede ser algo emocional, algo fuerte

CJ: Un estresor

GG: Exacto. " Estoy que no soporto más" eso parece una caricatura y no aplica en mi caso, lo digo claramente "Estoy que no soporto más a mi suegra" 

(risas)

CJ: Ok 

GG: Pero todos los domingos tengo que ir a comer a casa de la suegra, todos los viernes viene a comer a mi casa, tengo que escuchar lo que dice a mis hijos, en fin, ya estamos inventando situaciones

CJ: Es un ejemplo solamente 

GG: Pero no tan lejos de la realidad, entonces me tengo que contener porque si digo una palabra de más, pues mi esposa se enoja o se pone triste y yo quiero mantener bien el equilibrio familiar, de mi pareja  bueno, eso puede ser un ejemplo, hay un estresor emocional, yo no puedo vivir mi emoción, o no me permito vivir mi emoción, y entonces qué hago? Pues tengo que usar mecanismos de defensa y de adaptación; mis mecanismos de defensa y adaptación es no decir nada, es tragarme la saliva amarga, es sonreír cuando no tengo ganas, es callarme cuando quisiera... Y entonces qué pasa dentro del cuerpo? Lo más probable que pase, es que haya una alteración de mi presión arterial, porque el cuerpo es excesivamente sensible a las variaciones, estamos hablando de cosas grandes, pero si en este momento hubiera una pequeña variación en el suministro de la luz, esta iluminación de la piel generaría una reacción de alarma en el cuerpo porque los receptores no saben qué está variando, pero algo está variando en el ambiente, entonces la primera reacción es descarga de adrenalina para tener fuerza y esta fuerza de qué me va a servir? Hoy en día en nuestra sociedad muchas veces de nada, pero si fuera libre me serviría o prepararme para luchar, pegar, combatir o huir, entonces eso quiere decir: descarga de adrenalina, aumento del ritmo cardiaco y aumento de la presión arterial

CJ: Cambios corporales, cambios físicos

GG: Exacto; y si esto se alarga, se alarga, se alarga, pasamos a otra fase, las glándulas suprarrenales, esas pequeñas pirámides que están sobre los riñones aumentan su secreción, primero empiezan por la secreción del núcleo de la glándula, que es la adrenalina, y luego empiezan a segregar parte del cortex, y por eso se llama cortisol, de ahí deriva la cortisona. El cortisol me permite sostener, un poco como una ciudad, que está bajo el efecto de sitio de un ejército, y tiene que resistir, no sabe si va a poder resistir mucho tiempo o no pero mientras pues hacemos lo posible y si luego nada de esto resulta, pues vamos a llegar a un estado de cansancio, de agotamiento del organismo

CJ: Fatiga adrenal, lo que se conoce como síndrome de fatiga adrenal

GG: Así es. Entonces mientras todo esto, pues puedo tener aumento de la presión arterial, puedo tener aumento de la tensión muscular, aumento de las secreciones gástricas y tener algo de tipo gastritis, con acidez, dificultades digestivas y otras muchas cosas; una de las cuales muy frecuentes es insomnio; muchas cosas que no he podido procesar en el día, vienen a ocuparme y preocuparme en la noche y afectar mi calidad de sueño

CJ: Creo que es uno de los síntomas más característicos de una persona bajo estrés, la falta de sueño

GG: Si. Y luego podemos ver de todo. Según mi estado de salud, mi genética, mi predisposición, o todo esto lo voy a aguantar mucho tiempo, o voy a empezar a crear una patología específica, puede que el punto menos fuerte de mi sistema de defensa sea el cardiovascular y pues empiezo a tener una desregulación en mi presión arterial 

CJ: Así es

GG: O más bien es el sistema muscular porque sin darme cuenta hago todo lo posible para resistir, resistir, y puedo empezar a tener dolores de cuello; la tensión muscular dificulta la circulación sanguínea y eso se traduce en dolores de cabeza

CJ: Y entonces entra el factor psicológico o emocional que es pensar que algo malo está sucediendo con nosotros 

GG: Exacto. Y entonces tengo varias opciones, la primera desde luego, si me duele mucho la cabeza es tomar algún analgésico para calmarme pero si esto se va repitiendo o si me siento después de varias semanas, a veces tardo más en aceptarlo y son varios meses, cansado al despertar yo creo que ahí es una señal es bueno que vaya a consultar a un especialista, puede ser mi médico de cabecera y de confianza, no quedarme con mis propias interpretaciones

CJ: Algo que platicábamos en el video pasado que grabamos hace unos años es que entre el 80 y el 90 por ciento de las consultas médicas y lo sabemos, están asociadas al estrés, pero OJO, el estrés no es la causa única de la enfermedad, cierto?

GG: No, por supuesto, y el estrés en sí no es malo, porque lo hemos asociado a los demonios, no, el estrés es una respuesta natural y sin estrés estaríamos más o menos tónicos como babosas, entonces necesitamos algo de estrés para haberte levantado temprano como lo haces cada mañana, para estar aquí

CJ: Demasiado temprano para mi gusto

(risas)

GG: Para sostener la conversación, entonces todo en esto como en muchas otras cosas pues diríamos es dosificar, regular y no dejarte atrapar en el círculo vicioso que nos lleva un poco más, eso empieza con un círculo como esta mesa, pero luego da una vuelta más, otra vuelta más y al final estoy atrapado en la espiral del estrés


Fin de la primera parte


Visita nuestra página web

www.transformatuestres.com