martes, 27 de junio de 2017

De música y otras adicciones - Michael Jackson


El 25 de junio se cumplieron 8 años de la partida del que es considerado el máximo exponente de la música pop. Michael Joseph Jackson, fue el octavo hijo y junto con sus hermanos mayores, desde muy pequeño, ingresó en el ambiente musical.

Su música y estilo de bailar, enloquecieron a miles de personas alrededor del mundo. Aunque su disco más vendido fue Thriller, muchos de sus sencillos fueron también grandes éxitos. 

No obstante, detrás de la fama y la fortuna se escondía también un niño, que dicen, fue obligado a trabajar desde temprana edad. Alguien que dicen, parecía no estar conforme con su aspecto y recurrió a las cirugías y tratamientos para estilizar sus rasgos e incluso su tono de piel. Michael decía que tenía vitiligo, una enfermedad caracterizada por la despigmentación de la piel y por eso había accedido a dichos tratamientos.

Luego vinieron las acusaciones de abuso infantil, ninguna de ellas procedió legalmente. Michael, había sido abusado por su padre, verbal y psicológicamente de niño, cuando éste le criticaba por su aspecto y su desempeño musical, pues su padre era quien dirigía a él y sus hermanos en la banda que conformaban, Los Jackson Five.

Los azotes, algo que todavía en algunas culturas es increíblemente bien visto y aceptado, eran la forma de disciplina en casa.

Según una entrevista que le hiciera Oprah Winfrey, Michael sufría de una permanente insatisfacción con su imagen, problemas para dormir y era hiper-obediente, una forma de complacer a su padre.

Igualmente triste fue su muerte, la cual se señala fue causada por una intoxicación aguda de propofol, un anestésico, y benzodiacepinas, utilizadas en el tratamiento de la ansiedad, el insomnio y otras alteraciones del estado de ánimo, las cuales le provocaron un ataque cardiaco. Su médico fue acusado de homicidio involuntario. 

De Michael se dice, era adicto a los medicamentos, particularmente los analgésicos y opiáceos, ambos para tratar el dolor. De acuerdo a una nota publicada en la revista Expansion


Una amistad muy cercana entre un paciente con adicciones y un médico es problemática.. es mucho más fácil para un paciente pedir medicamentos y dificulta más que un proveedor se resista

Su historia, como la de Prince, Carrie Fischer, Amy Winehouse, entre otros grandes artistas y mucha gente en el mundo, fue interrumpida por su muerte, en un intento por aliviar su dolor.

Hasta qué punto nos encontramos preparados para entender y aliviar el dolor tanto físico como emocional? Creo que hoy las medidas farmacológicas son insuficientes, por lo que hemos de buscar medidas más comprensivas, orientadas más a la visión integradora del ser humano y menos, al alivio temporal de los síntomas.

O tu qué opinas?


Visita nuestra página web 

www.transformatuestres.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario